close

  • Ser fiel a mi Patria, la República de Polonia
  • PROGRAMA GUBERNAMENTAL DE COOPERACIÓN CON LA COMUNIDAD POLACA Y LOS POLACOS EN EL EXTRANJERO PARA LOS AÑOS 2015-2020

  • Documento aprobado por el Consejo de Ministros el 18 de agosto de 2015

     

     

    Introducción

     

    1. La Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero: análisis de la situación y previsiones de desarrollo

    I.1. Categorías

    I.2. Volumen y distribución

    I.3. Los desafíos más importantes que definen la orientacion política respecto a la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero

     

    1. Política respecto a la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero en el marco de la política estatal

    II.1. Fundamento jurídico

    II.2. Normas de cooperación del Gobierno de la República de Polonia con la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero

    II.3. Política del Gobierno de la República de Polonia respecto a la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero en el marco de los determinados campos de política

     

    1. Objetivos estratégicos de la política del Gobierno de la República de Polonia respecto a la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero

     

    1. Grupos geográficos y funcionales de la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero

     

    1. Instrumentos para la realización de la política del Gobierno de la República de Polonia respecto a la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero

     

    1. Instrumentos para la realización de la política del Gobierno de la República de Polonia respecto a la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero

    V.1. Normas de cooperación entre las instituciones que realizan el Programa

    V.2. Socios no gubernamentales

    V.3. Instrumentos jurídicos y documentos gubernamentales

    V.4. Catálogo de algunas actividades directas importantes

    V.5. Catálogo de algunas actividades importantes de la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero apoyadas por el Gobierno de la República de Polonia

    V.6. Financiación del Programa y presentación de informes

     

    Anexos

     

    1. Esquema del documento Tareas de la administración gubernamental

    2. Tareas de la administración gubernamental para los años 2015-2016


     

     

    Introducción

    Desde el anterior Programa gubernamental de cooperación con la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero, aprobado en el año 2007, se produjeron cambios significativos en el ámbito de la realización de las tareas relacionadas con ella. En 2012, en virtud de la decisión del Parlamento, los medios presupuestarios destinados a esta cooperación fueron asumidos por el Ministerio de Asuntos Exteriores. De esta manera el Gobierno, en realidad el Ministerio de Asuntos Exteriores, obtuvo un instrumento en forma de reserva especial, que aumentó la eficacia de las tareas del Estado en el ámbito de la cooperación con la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero, entre otros mediante un concurso para los operadores del sector no gubernamental. Asimismo, incrementó significativamente el importe de recursos que las misiones diplomáticas y oficinas consulares destinaron a este propósito. También cambió la situación de la diáspora polaca: tras la adhesión de nuestro país a la Unión Europea, numerosos polacos aprovecharon el derecho de circular libremente dentro del mercado laboral comunitario. Esta situación planteó nuevos retos al Gobierno de la República de Polonia, determinados en el presente Programa gubernamental, denominado en lo sucesivo “Programa”.

     

    I. La Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero: análisis de la situación y previsiones de desarrollo

    I.1. Categorías

    Los polacos abandonaban su país en diferentes períodos históricos y por diferentes razones: económicas, políticas, educativas, etc. Algunos de ellos, miembros de las minorías polacas, no se iban del país: eran las fronteras de Polonia las que cambiaban, otros fueron deportados. Estas diferentes circunstancias determinaban el estatuto de la Comunidad Polaca y de los polacos en el extranjero en las sociedades de los países de residencia, las posibilidades de ascenso y también las posibilidades de mantener el idioma polaco y los contactos con Polonia.

    Hay numerosas tipologías que definen la estructura de la Comunidad Polaca y de los polacos en el extranjero. Los criterios más importantes de la división por categorías son: el tipo de vínculo que une a los miembros del grupo con Polonia, el nivel de conocimiento del idioma polaco, el potencial de movilización en los países de residencia, el nivel de autoidentificación con Polonia, su patrimonio cultural e intereses actuales y, en consecuencia, el nivel de implicación en la cooperación con Polonia. A efectos del Programa, se distinguieron las siguientes categorías de comunidades polacas.

     

    Minorías polacas. El residir fuera de Polonia no es resultado de la elección individual de los miembros de las minorías polacas, sino de los acontecimientos históricos que cambiaron la nacionalidad de “las pequeñas patrias”. Una gran parte de estas comunidades siente un vínculo espiritual con Polonia, pero la separación durante décadas del país de los antepasados con frecuencia influye en un menor conocimiento del idioma polaco. Algunas minorías polacas experimentan una actitud negativa por parte de las autoridades del país de residencia, lo que puede causar dificultades a la hora de conseguir un alto estatus social. El mantenimiento de la identificación con Polonia, del idioma y de la tradición nacional entre las minorías polacas constituye un deber particular de la República de Polonia, requiere una cifra elevada de gastos y un apoyo organizativo adecuado.

     

    Comunidad Polaca. Se trata de un colectivo nacido fuera de Polonia, cuyos antepasados abandonaron Polonia. Las personas que pertenecen a la Comunidad Polaca mantienen los vínculos con la tradición y la cultura nacional en la segunda generación y con frecuencia las cultivan también en generaciones posteriores y las  tratan como parte de su historia familiar. Los miembros de las comunidades polacas en numerosas ocasiones no conocen Polonia en persona o la han visitado esporádicamente. El conocimiento del idioma polaco bien ha desaparecido o bien (con frecuencia) está reducido; hay que tener en cuenta este factor a la hora de elegir el idioma de comunicación con la Comunidad Polaca. El nivel de identificación con asuntos polacos es variado: desde una frecuente distancia hasta comportamientos afirmativos, demostrados en momentos particulares, tales como la elección del Papa polaco o el surgimiento de la “Solidaridad”. La Comunidad Polaca en muchos países está sólidamente establecida y tiene un potencial de movilización significativo que sigue siendo desaprovechado. Su implicación en la cooperación con Polonia se suele referir a un ámbito determinado, por ejemplo la promoción de la cultura, los negocios, la inversión o el patrimonio histórico.

     

    Emigración del período de la 2ª Guerra Mundial y décadas posteriores. La comunidad de emigrantes abandonaba Polonia en diferentes períodos y por diferentes motivos: políticos, económicos, de nacionalidad. Este fenómeno duró con cambiante intensidad desde la 2ª Guerra Mundial hasta los años 90 del siglo XX. Los emigrantes suelen estar estrechamente relacionados con Polonia mediante vínculos familiares y civiles, el idioma polaco como materno y el patriotismo. En numerosos países constituyen la comunidad polaca más dinámica que con gusto se implica en la cooperación con Polonia. Sus capacidades de movilización son diferentes y varían según el país. Los emigrantes constituyen el mejor puente entre la Comunidad Polaca y los migrantes posteriores a la adhesión a la Unión Europea.

     

    Migrantes posteriores a la adhesión de 2004 que aprovechan la libre circulación de personas en la Unión Europea. Los migrantes en los países de la UE son ciudadanos polacos que abandonaron el país hace relativamente poco tiempo en búsqueda de trabajo o para empezar los estudios. Se identifican con Polonia, con frecuencia la visitan y el polaco es su idioma principal. Pocos migrantes participan en la vida social de la Comunidad Polaca, limitándose a un uso esporádico de los bienes de cultura y la educación. La implicación de los migrantes en la cooperación con Polonia es escasa debido a la falta de tiempo y la preocupación por resolver los problemas vitales corrientes. El potencial de movilización de este grupo en los países de residencia es reducido, generalmente por causa de baja posición profesional, económica y social. Los desafíos básicos respecto a la migración posterior a la adhesión a la UE consisten en mantener el contacto más cercano posible con Polonia, enseñar el idioma y la idiosincrasia polaca a la generación más joven y motivar al retorno.

     

    Estas cuatro categorías no son herméticas, aisladas entre sí. En cada una de ellas existen numerosas excepciones a las tendencias aquí presentadas. No obstante, determinar estas tendencias permite percibir los problemas más importantes de la Comunidad Polaca y de los polacos en el extranjero y, en consecuencia, elegir un conjunto de instrumentos adecuados para solucionarlos.

     

    I.2. Tamaño y distribución

    El tamaño de la Comunidad Polaca y de los polacos en el extranjero se determina de diferentes maneras. Esto se debe al uso de diferentes criterios, tales como nacimiento en Polonia, origen multiétnico, conocimiento del idioma polaco e incluso conciencia de origen declarada. En algunos países se llevan a cabo censos de población, en otros se realizan solamente cálculos generales, lo que reduce la comparabilidad de los datos. Se estima que fuera de Polonia viven cerca de 18-20 millones de polacos y personas de origen polaco. Una tercera parte de este grupo son polacos nacidos y formados en Polonia, el resto son personas de origen polaco con diferentes grados de vinculación con Polonia. La Comunidad Polaca y los polacos se sitúan en el sexto puesto del mundo en lo que respecta al número en relación con la población del país de origen.

     

    En los siglos XIX y XX las direcciones de la emigración de Polonia fueron relativamente estables. La abundante Comunidad Polaca en Estados Unidos por lo general está relacionada con este país desde varias generaciones. También los países de Europa Occidental se abrían a los emigrantes de Polonia. Las comunidades polacas establecidas se encuentran en América del Sur (Brasil, Argentina) y Sudáfrica. En la segunda mitad del siglo pasado se observó un mayor crecimiento de la presencia polaca en Canadá y Australia, al que contribuyó una abierta política de inmigración de estos países en aquel período. El volumen de las comunidades polacas en el Este está decreciendo debido a los factores demográficos, procesos de asimilación y desplazamientos al extranjero.

     

    La adhesión de Polonia a la Unión Europea dinamizó el proceso de migración. Actualmente, fuera de Polonia residen más de 2 millones de personas que abandonaron el país en la última década. Estas personas aprovechan el derecho de libre circulación en el marco de los mercados laborales comunitarios, desplazándose entre sus Estados miembros; una escasa parte de ellos prevé regresar a Polonia en una perspectiva más inmediata.

     

    El mayor número de representantes de la Comunidad Polaca vive en Estados Unidos, donde en la encuesta llevada a cabo en 2012, 9 millones 660 mil personas declararon origen polaco. En Canadá viven alrededor de 1 millón, en Brasil 1 millón 500 mil (aunque hay cálculos más altos), en Argentina 120 mil, en Australia 170 mil y en Sudáfrica 30 mil.

     

    En Europa Occidental, se estima que el número de polacos o de personas con origen polaco y provenientes de Polonia equivale a 4 millones 200 mil. De este grupo, en torno a 1 millón 500 mil personas viven en Alemania, 800 mil en Francia, 200 mil en Holanda, 100 mil en Bélgica y 85 mil en Austria. El volumen de la diáspora polaca en Italia se estima en 150 mil, en España 85 mil y en Grecia 10 mil. En Gran Bretaña viven 800 mil polacos, en Irlanda 150 mil y en Islandia 11 mil. El volumen de la Comunidad Polaca en Suecia equivale a unos 110 mil, igual que en Noruega, y en Dinamarca a 60 mil. En la República Checa viven 120 mil polacos y personas de origen polaco. También hay concentraciones de varios miles de polacos en Rumanía, Hungría y Eslovaquia. En Francia domina la “vieja” Comunidad Polaca, mientras que en los países anglosajones y escandinavos, los migrantes de la última década.

     

    Alrededor de un millón de personas de origen polaco vive en la zona postsoviética, aunque en este caso también se pueden encontrar cálculos más altos. Según los censos llevados a cabo en los últimos años, el número de polacos en Lituania equivale a 200 mil y en Bielorrusia, a 295 mil personas. Este último número puede estar por debajo del nivel real, ya que una parte de personas pudo no desvelar su ciudadanía polaca. En Ucrania, según el último censo, viven 144 mil personas con la nacionalidad polaca, pero este valor también puede ser inferior al real. En Kazajstán viven 34 mil polacos, en Letonia 46 mil, mientras que en Rusia 47 mil.

     

     

    I.3 Los desafíos más importantes que definen las orientaciones políticas respecto a la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero

     

    Migración a los Estados miembros de la UE y la AELC. Gracias a la adhesión a la UE, Polonia, entre otros, fue incluida en el espacio común de mercado laboral, lo que produjo una gran ola de migración económica, la mayor desde el período de emigración “por el pan” entre los años 1900-1930. Los migrantes hoy en día apoyan el desarrollo de las economías ajenas; se estima que el valor de su trabajo en el año 2020 equivaldrá a 85 mil millones de euros. El fenómeno de la migración es complejo y conlleva numerosas implicaciones económicas y sociales. La migración se debe al derecho de elegir libremente el lugar de residencia, sin interrumpir los vínculos cercanos con la patria, como fue el caso de las últimas generaciones. 30 mil polacos estudian en el extranjero. Todavía es pronto para calcular cuántos migrantes se quedarán fuera del país de manera permanente. Esto en gran parte depende de la situación económica de Polonia, la oferta de su mercado de trabajo y la creación de las posibilidades de autorrealización para la generación joven. La barrera para regresar la pueden constituir también los niños que no hablan polaco suficientemente bien como para acudir a la escuela en Polonia o la duda de si los niños, a pesar de hablar el idioma, se adaptarán a la escuela polaca. Por tanto, un elemento clave para tomar la decisión sobre el retorno, ahora o en un futuro, es mantener los vínculos más fuertes posibles con Polonia: emocionales, lingüísticos, culturales, económicos, pero también asegurar una completa información sobre las posibilidades mercado laboral polaco. Los retornos al país, cuya escala sigue siendo escasa hasta ahora, se refieren precisamente a los migrantes que mantenían contactos vivos con Polonia.

     

    Necesidad de redefinir la misión de la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero respecto al país. La transición democrática iniciada en el año 1989 fue para la parte occidental de las comunidades polacas un motivo de satisfacción. Se cumplió su deber político y moral de portavoz de los derechos de Polonia a una existencia plenamente soberana. No obstante, el cumplimiento de esta misión en numerosos casos iba a la par con la conciencia de perder el propósito de la actividad de la Comunidad Polaca y la motivación política para emigrar. Una expresión de la solidaridad de la Comunidad Polaca de todo el mundo con los compatriotas que vivían en el país fue la ayuda a la sociedad polaca en el período de la Ley Marcial. La Comunidad Polaca estadounidense y canadiense dio su apoyo a la adhesión de Polonia a la OTAN y casi toda la Comunidad Polaca optó por la adhesión a la Unión Europea. Una gran parte de la Comunidad Polaca y los polacos que viven en el extranjero desearía seguir apoyando a Polonia. Este grupo desempeña un papel sumamente relevante en la creación de una imagen fiel del país en los entornos de residencia y trabajo, incluida la defensa de la reputación de Polonia, así como en el cultivo del patrimonio nacional, el idioma polaco y la cultura en el extranjero.

     

    Descenso real y declarado del número de personas pertenecientes a las minorías polacas. A lo largo de los últimos años, se puede observar un fenómeno de descenso del volumen de los miembros de las minorías polacas. En Lituania, según el censo general de 2011, viven 200 mil polacos; en cambio, hace veinte años 235 mil personas declaraban raíces polacas. En Bielorrusia, 295 mil personas declara su nacionalidad polaca; son 100 mil menos que hace veinte años. Es el resultado de una asimilación progresiva, pero también de repercusión de los factores demográficos, incluida la emigración. No obstante, en algunos casos influyó también la sensación de peligro relacionada con un ambiente político desfavorable para las minorías. La respuesta a estas tendencias debería ser un apoyo común por parte del país, prestado a las personas que pertenecen a este grupo, desde la protección de los derechos que le corresponden a las minorías hasta el acceso lo más amplio posible a la educación y la cultura polacas.

     

    Reglamentaciones que refuerzan los vínculos con Polonia y facilitan el asentamiento en el país. La introducción de la Ley de la Carta Polaca contribuyó a un aumento de interés por Polonia en el Este, ante todo entre los jóvenes, y construyó un mecanismo eficaz de vinculación con el país. A partir del 1 de mayo de 2014, conforme a las disposiciones de la nueva Ley de extranjería, cada extranjero que posea origen polaco, reconocido según las disposiciones de la Ley de repatriación, o cada titular de la Carta Polaca tiene la posibilidad de obtener un permiso para la residencia permanente y, en lo que sigue, adquirir la nacionalidad polaca. El aumento del atractivo de la Carta Polaca debe ir a la par con el perfeccionamiento del procedimiento de su concesión. No cumplió sus expectativas el programa de repatriación. Esto se debe a una menor de la esperada oferta de prestaciones para los repatriados y a las dificultades de adaptación de los propios repatriados. Aunque las reglamentaciones de la Ley de la Carta Polaca pueden ser la base para conceder el derecho a la residencia permanente en Polonia a personas de los países que contempla la Ley de repatriación, hay que recordar que en el marco de esta segunda ley, a un grupo de personas ya se habían prometido los visados de repatriación, asumiendo respecto a ellos los compromisos resultantes de la ley.

    Desarrollo de cooperación económica con participación de la Comunidad Polaca y los polacos residentes en el extranjero. Existe un gran potencial de desarrollo de la cooperación económica de Polonia a nivel mundial con participación de las comunidades polacas en el extranjero, gracias a una implicación directa de los empresarios de estas comunidades y su intermediación a la hora de establecer colaboración con otros operadores extranjeros. Polonia está interesada en el diálogo con la Comunidad Polaca y los polacos residentes en el extranjero, orientados a la circulación de ideas, experiencias, conocimiento e investigación (se trata de equilibrar la fuga de cerebros, brain drain, mediante la captación de cerebros, brain gain).

     

    Dispersión del potencial de la Comunidad Polaca. La cooperación con la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero hasta ahora se centraba ante todo en la colaboración con sus organizaciones. La parte organizada de la Comunidad Polaca tiene una tradición centenaria en cultivar la identidad polaca, conservar el idioma y defender una buena reputación de Polonia. No obstante, las organizaciones de este tipo reúnen tan sólo a un pequeño porcentaje de polacos, aunque hay muchas más personas que se implicaron y siguen implicándose en las actividades mencionadas. Entre los polacos que viven en el extranjero, pero no están asociados con organizaciones de la Comunidad Polaca, hay numerosas personas que cultivan la identidad polaca y actúan en favor del país. Por lo general, cuentan con una alta autoridad en los países de residencia, una posición profesional fuerte, disponen de conocimiento y capacidades útiles a la hora de promover los asuntos de Polonia y la Comunidad Polaca. Por esta razón, el desafío de la política respecto a la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero debería consistir en motivar tanto su parte organizada como la no organizada a actividades comunes y a unir el alto potencial del que dispone en acciones en favor de las comunidades polacas y Polonia.

     

    Papel de los jóvenes en la época de la revolución informática. La historia de la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero conoce muchos ejemplos del conflicto de generaciones; en numerosas ocasiones este conflicto impedía transmitir a los jóvenes la tradición y el patrimonio de las olas anteriores de emigración. La juventud actual se forma en una realidad totalmente distinta; la revolución informática creó nuevas posibilidades de comunicación rápida y directa. Aumentaron sin límites las posibilidades de activación e integración de los jóvenes a nivel regional, nacional o incluso global. En estas nuevas condiciones, la necesidad de desarrollar la cooperación entre diferentes generaciones de la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero adquirió aún más importancia. Se debe motivar a las generaciones más experimentadas para que impliquen a los jóvenes en las actividades de las organizaciones polacas. A los jóvenes, a su vez, se les debe alentar para que ayuden a los mayores – respetando el patrimonio existente de las organizaciones polacas – en las actividades de integración en el marco de los nuevos modelos de comunicación.

     

    Diversificación de la situación y el estatuto de la Comunidad Polaca y los polacos residentes en el extranjero en diferentes países. La diversidad de problemas que experimenta la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero requiere una actitud diversificada. La política de reducir la iniciativa ciudadana llevada a cabo por las autoridades de Bielorrusia afecta también a la minoría polaca. En Lituania falta la infraestructura legal que forme la base para aplicar los derechos básicos de las minorías nacionales y las autoridades del país no demuestran bastante voluntad política como para solucionar los problemas de la minoría polaca. En Alemania, el nivel del cumplimiento de las disposiciones del Tratado de buena vecindad y cooperación amistosa – pactado entre Alemania y Polonia –referentes a los derechos de los polacos en este país es insuficiente y varía según la región, ante todo en lo relacionado con las cuestiones de educación y apoyo a las organizaciones polacas. En Gran Bretaña es un desafío asegurar a un gran número de nuevos migrantes el acceso a la enseñanza de la lengua y la cultura polaca. En Estados Unidos la abundante Comunidad Polaca, que tiene una buena posición en la sociedad, demuestra una escasa actividad en la vida política del país; también está disminuyendo el número de miembros en las organizaciones tradicionales que unifican a los polacos.

     

    Los anteriores ejemplos de diversificación de las necesidades de la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero indican que es necesario realizar un control permanente de su situación en todo el mundo. Los resultados de esta supervisión determinan los objetivos específicos y los instrumentos políticos utilizados en diferentes regiones respecto a la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero.

     

     

    II. Política respecto a la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero en el marco de la política estatal

     

    II.1. Fundamento jurídico

    El artículo 6, apartado 2, de la Constitución de la República de Polonia establece que “La República de Polonia presta ayuda a los polacos que residen en el extranjero en la conservación de sus vínculos con el patrimonio cultural del país”.

     

    El artículo 36 de la Constitución de la República de Polonia estipula: “Durante la estancia en el extranjero, el ciudadano polaco tiene derecho a recibir atención por parte de la República de Polonia”.

     

    El artículo 52, apartado 5, de la Constitución de la República de Polonia establece que “La persona cuyo origen polaco se determinó conforme a la ley, puede instalarse en el territorio de la República de Polonia de forma permanente”.

     

    La Ley de 4 de septiembre de 1997 sobre las autoridades administrativas del gobierno (artículo 32, apartado 2, punto 1) estipula que el Ministro de Asuntos Exteriores es responsable de elaborar y presentar para su examen por parte del Consejo de Ministros las estrategias plurianuales en el ámbito de los asuntos exteriores. El presente programa constituye una de estas estrategias en el ámbito de la cooperación con la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero.

     

    Las “Prioridades de la política exterior de Polonia 2012-2016”, aprobados por el Consejo de Ministros en marzo de 2012, establecen las orientaciones y las tareas más importantes de la política del gobierno respecto a los emigrantes polacos. El presente programa concreta y especifica las tareas para los ministerios determinados.

     

    El decreto nº 70 del Presidente del Consejo de Ministros de 27 de junio de 2008, referente a la creación de un Equipo Interministerial para la Comunidad Polaca y los Polacos en el Extranjero, establece que dentro de sus competencias está“ elaborar y supervisar la realización del Programa gubernamental de cooperación con la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero por parte de las autoridades de administración”.

     

     

    II.2. Normas de cooperación del Gobierno de la República de Polonia con la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero

     

    A la hora de cooperar con la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero, el Gobierno de la República de Polonia se basa en las siguientes normas:

    - La cooperación con la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero constituye una de las prioridades de la política exterior polaca.

    - Los socios de la cooperación del Gobierno de la República de Polonia con la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero son todas las personas que residen en el extranjero, independientemente de su estatuto de ciudadanía, que tienen su origen en nuestro país y mantienen conexión con Polonia.

    - La cultura polaca es un bien común de los polacos y de su comunidad, independientemente del lugar de residencia.

    - El Gobierno de la República de Polonia reconoce la importancia que desempeñan las comunidades polacas en la creación de las relaciones amistosas entre los países de residencia y Polonia, así como valora su participación en el desarrollo material y cultural de estos países.

    - El Gobierno de la República de Polonia reconoce que una gran parte de la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero tiene ciudadanía de otros países, con los cuales vincula la lealtad ciudadana.

    - Para el Gobierno de la República de Polonia, el elemento más eficaz de cooperación con la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero consiste en difundir una imagen fiable de Polonia en el mundo y desarrollar una colaboración profunda entre el país/la región de residencia y Polonia.

    - Las instituciones gubernamentales gestionan de manera racional los recursos presupuestarios destinados a la cooperación con la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero.

     

     

    II.3. Política del Gobierno de la República de Polonia respecto a la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero en el marco de los campos de política determinados

     

    La política respecto a la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero, en sentido amplio, está unida a otras políticas estatales, entre las cuales dominan:

    Política exterior. La política respecto a la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero forma parte de la política exterior del país. De sus determinados aspectos se encargan los siguientes departamentos del Ministerio de Asuntos Exteriores:

    - Departamento responsable de la política respecto a la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero. Elabora los objetivos de la política respecto a estos grupos, supervisa las representaciones consulares en el extranjero en lo que respecta a la realización de esta política, gestiona el presupuesto de los proyectos destinados a la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero, desempeña funciones ejecutivas en el Gobierno en el marco de la coordinación del Ministerio de Asuntos Exteriores en el ámbito mencionado.

    - Departamentos territoriales, responsables de la política, entre otros, respecto a Europa, los países surgidos de la disolución de la Unión Soviética, ambas Américas (en colaboración con el departamento responsable de la política respecto a la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero). Se encargan de cooperar con el entorno polaco en lo que respecta a las relaciones bilaterales entre Estados, en particular referentes a la protección de los derechos de las minorías y los grupos polacos.

    - Departamento responsable de la diplomacia pública. Se encarga (en colaboración con el departamento responsable de la política respecto a la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero) de la cooperación con la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero en el ámbito de la promoción de Polonia.

    - Departamento que realiza tareas relacionadas con la protección consular. Se encarga (en colaboración con el departamento responsable de la política respecto a la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero) de la atención a los ciudadanos polacos que están en el extranjero.

    Política migratoria. Una gran parte de los ciudadanos polacos se desplaza en el marco del mercado laboral europeo. Estas personas son destinatarias de las tareas en el ámbito relacionado con la política, representación consular, Comunidad Polaca o promoción, entre otras. Esta migración debe supervisarse con el fin de determinar su escala y dinamismo, crear los canales de transmisión de información a los migrantes, definir herramientas adecuadas para reforzar los contactos con la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero o informar sobre las posibilidades de actividad económica en Polonia. Asimismo, se deben elaborar mejores canales de información para los polacos que residen fuera de la zona de la UE. Por otra parte, existe también la inmigración de personas de origen polaco de otros países. A ellos se dirigen las actividades del Ministerio de Asuntos Exteriores y el Ministerio de Asuntos Interiores en el ámbito de: expedición de visados, procedimientos de concesión de la ciudadanía polaca, repatriación y Carta Polaca, entre otros. A su vez, el Ministerio de Trabajo y Política Social se ocupa de las cuestiones referentes a la coordinación de sistemas de seguridad social, contratación de extranjeros e integración social.

    Política demográfica. La circulación de personas entre Polonia y otros países, intensificada tras la adhesión de Polonia a la UE, repercute significativamente, ante todo de manera negativa, en la situación demográfica del país. La política respecto a la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero ayuda a mantener los vínculos con el país tanto a los migrantes de Polonia como personas de origen polaco que estén potencialmente interesadas en instalarse en Polonia, incluida la generación mayor.

    Política educativa. Desempeña un papel esencial en la conservación de los vínculos con su país de la Comunidad Polaca y los polacos que viven en el extranjero. Se realiza en el marco de cooperación entre el Ministerio de Asuntos Exteriores, el Ministerio de Educación y Formación, y el Ministerio de Ciencia y Enseñanza Superior. Las actividades educativas consisten entre otras en procurar garantizar la infraestructura legal que posibilite el funcionamiento de la educación polaca en el extranjero y la formación profesional de los profesores en la Comunidad Polaca, dirigir los puntos de consulta escolar, apoyar las escuelas polacas en el extranjero y conceder becas para las personas de origen polaco que estudian en Polonia y en los países de residencia.

    Política económica. Uno de los propósitos de la política económica estatal consiste en crear condiciones que favorezcan el desarrollo de la cooperación económica con otros países. Los entornos de la Comunidad Polaca desempañan un papel importante en la realización de este objetivo, ya que son socios naturales a la hora de establecer contactos económicos, promover la economía polaca y atraer inversiones extranjeras. La política orientada a la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero contribuye en su implicación en la cooperación económica con Polonia, así como en la expansión de empresas polacas, transmisión de conocimiento, pensamiento tecnológico, capital humano, etc.

    Política turística. El objetivo de la política turística es desarrollar el turismo como un segmento importante de la economía polaca. El turismo tiene también un significado relevante para cultivar la identidad polaca y reforzar los vínculos de las comunidades polacas en el extranjero con el país de su origen. Se estima que un 18% de turistas que visitan la República de Polonia son miembros de las comunidades polacas.

    Política en el ámbito de la cooperación internacional regional y local. Es realizada por los gobiernos regionales polacos. Tras el año 1989, sobre todo en la última década, tuvo lugar un desarrollo dinámico de la cooperación internacional a nivel regional. Los entornos de la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero, bien organizados en las regiones y las ciudades hermanadas, influyeron en ello de manera significativa. Dichos entornos son socios naturales y con frecuencia también impulsores de la cooperación. Los beneficios se refieren entre otros a la transmisión de conocimiento en la gestión de ciudades y al intercambio de jóvenes. Los gobiernos locales polacos también realizan actividades de carácter muy amplio orientadas al apoyo a las minorías polacas en el Este.

    Política en el ámbito de la protección del patrimonio cultural polaco en el extranjero. La lleva a cabo el Ministerio de Cultura y Patrimonio Nacional. Una parte importante del patrimonio cultural polaco se encuentra fuera del país. En su creación, y actualmente también en su conservación, participa la Comunidad Polaca y los polacos que residen en el extranjero. El país presta ayuda a las organizaciones que realizan actividades en este ámbito, apoya museos, bibliotecas, archivos, así como el registro y la documentación de los monumentos de la cultura polaca, apoya el cuidado de cementerios civiles históricos y tumbas de los polacos beneméritos de la cultura polaca.

    Política en el ámbito de la protección de los lugares polacos de memoria nacional en el mundo. La realiza el Consejo de Protección de la Memoria de la Lucha y el Martirio. Su objetivo consiste en cuidar las tumbas, los cementerios militares y otros lugares de memoria de los polacos que fueron víctimas de represiones políticas. El Consejo lleva a cabo actividades en consulta con las organizaciones de la Comunidad Polaca para las cuales la protección debida de los lugares de memoria constituye un elemento importante a la hora de cultivar la identidad polaca.

    Política en el ámbito de la cooperación con los entornos de los excombatientes polacos en el extranjero. Su objetivo es cuidar los derechos de los excombatientes fuera del país y conmemorar las tradiciones independentistas polacas en el extranjero. Esta política es realizada por la Oficina para Asuntos de Excombatientes y Personas Reprimidas, que en el marco de sus competencias apoya a la emigración de combatientes en la realización de los programas que conmemoran la participación de los polacos en la lucha por la independencia y las víctimas de las represiones de la 2ª Guerra Mundial y de la postguerra. Además, presta ayuda social a los excombatientes y otras personas que tienen el mismo estatus, con una atención especial a las personas que residen en el Este. La Oficina coorganiza las celebraciones de conmemoración en el extranjero con participación de los veteranos polacos y las víctimas de represiones junto con sus familias y concede distinciones honoríficas a personas e instituciones reconocidas por la difusión del conocimiento sobre la historia de las fuerzas armadas polacas. La realización de esta política por parte de la Oficina contribuye en el fortalecimiento de los vínculos de las comunidades polacas con Polonia, conservación de su patrimonio y creación de una imagen positiva de nuestro país y de los polacos en el mundo.

    Política en el ámbito de la ciudadanía polaca. La ciudadanía polaca es una relación jurídica que une al individuo con el Estado, en virtud de la cual el individuo tiene derechos y obligaciones determinados respecto al Estado, pero también el Estado tiene derechos y obligaciones respecto al individuo. Un ejemplo de política en el ámbito de la nacionalidad polaca es, entre otros, la introducción de la posibilidad legal de restituir la ciudadanía de la República de Polonia y la facilitación de obtener la ciudadanía polaca por las personas de origen polaco.

     

     

    III. Objetivos estratégicos de la política del Gobierno de la República de Polonia respecto a la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero

    Los objetivos estratégicos de la política del Gobierno de la República de Polonia respecto a la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero se enfocan en los siguientes ámbitos:

     

    A. Apoyo a la enseñanza del idioma polaco, en polaco y del conocimiento sobre Polonia entre la Comunidad Polaca y los polacos residentes en el extranjero y los hijos de los  trabajadores migratorios.

    El énfasis debe ponerse en el desarrollo de la enseñanza del idioma polaco y en polaco en los sistemas de escuelas públicas de otros países, así como en el apoyo a la creación de nuevas escuelas no públicas dirigidas por los padres u algunas organizaciones, en particular en los países de migración tras la adhesión a la Unión Europea.

     

    B. Conservación y fortalecimiento de la identidad polaca; asegurar posibilidades de participación en la cultura nacional.

    Son prioritarias las actividades que tienen como objetivo conservar y fortalecer la identidad nacional. En el marco de la oferta cultural polaca orientada al extranjero, se deben tener en cuenta las necesidades de la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero, así como las posibilidades de su participación en la promoción de la cultura del país de origen.

     

    C. Fortalecimiento de la posición de los entornos de la Comunidad Polaca mediante el aumento de la eficacia de su actividad, su mayor participación en la vida pública de los países de residencia y la divulgación del conocimiento sobre los derechos de los que disponen.

    La protección de los derechos de las minorías polacas y de los derechos de los ciudadanos de la República de Polonia, independientemente del país de residencia se considera fundamental. Se deben apoyar formas modernas de comunicación interior con la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero. La cooperación de todos los grupos en el marco de los países de residencia, que abarcan las organizaciones de la Comunidad Polaca, los jóvenes y las personas eminentes que son líderes de opinión es un elemento esencial.

     

    D. Apoyo a los retornos de los polacos al país; creación de medidas favorables que animen a las personas de origen polaco a asentarse en Polonia.

    Independientemente del desarrollo de la enseñanza (objetivo A), hay que poner hincapié en el desarrollo de los contactos con los migrantes y su motivación para regresar, así como en mejorar la política de información, entre otros en lo que respecta a las pensiones y asuntos fiscales. Además, es imprescindible fomentar la posibilidad de asentarse en Polonia por parte de personas de origen polaco.

     

    E. Desarrollo de contactos – juveniles, científicos, culturales, económicos, deportivos – y cooperación con los gobiernos locales polacos.

    Es fundamental: desarrollar el vínculo de las generaciónes de jovenes con Polonia mediante la promoción de contactos directos y viajes a Polonia, relacionar el potencial económico de la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero con el desarrollo económico de Polonia, apoyar los negocios de la Comunidad Polaca, así como las formas modernas de comunicación con Polonia y la opinión pública del país.

     

    IV. Grupos geográficos y funcionales de la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero

    Las condiciones en las que vive la Comunidad Polaca y los polacos en determinados países, así como sus necesidades, expectativas y el potencial de cooperación con Polonia, son variados, lo que requiere una diversificación regional y funcional de la política respecto a las comunidades polacas. En respuesta a las necesidades de planificación de tareas por distintos organismos gubernamentales (punto V.7.), a continuación se distinguen países o grupos de países que requieren una actitud similar a la hora de tratar los problemas de los polacos en el extranjero.

     

    1. Lituania. Estado miembro de la UE con un gran número de minoría polaca que dispone de una red de escuelas públicas que realizan la enseñanza en polaco. Desde la celebración del tratado bilateral en el año 1994, nos enfrentamos a los escasos avances y en algunos campos a un retroceso en el ámbito del cumplimiento por la parte lituana de los derechos de personas pertenecientes a la minoría polaca. Esto se refleja entre otros en desproporciones cada vez más profundas entre la financiación de la enseñanza lituana y la enseñanza en polaco, introducción de cambios desfavorables para los jóvenes de las escuelas polacas referentes al examen de bachillerato, eliminación del derecho de utilizar mapas topográficos bilingües, falta de acciones satisfactorias en el ámbito de la privatización de tierras en los terrenos habitados por minorías polacas, y desde el año 2010 también la falta de una ley sobre las minorías nacionales. La declaración, incluida en el tratado bilateral, sobre la concesión de derecho a la grafía en el idioma materno en los documentos de identidad no ha sido realizada. Las limitaciones mencionadas requieren acciones políticas decididas y permanentes a nivel gubernamental y un apoyo completo a la actividad de los polacos en Lituania, particularmente en el ámbito de la enseñanza polaca.

    2. Bielorrusia. Es el único país europeo que permanece fuera de las estructuras del Consejo de Europa, con una gran minoría polaca. La actividad cultural y educativa de la minoría, como iniciativa ciudadana, es sistemáticamente reducida por las autoridades y se enfrenta a numerosas dificultades administrativas. La situación de escasas escuelas públicas con polaco como idioma de enseñanza está empeorando. Otro gran desafío consiste también el hecho de que las autoridades de la mayor organización polaca, elegidas democráticamente, no están oficialmente reconocidas. Bielorrusia se opone a la realización en su territorio de la ley sobre la Carta Polaca. Estos problemas requieren acciones políticas permanentes a nivel gubernamental y un apoyo completo a los polacos en Bielorrusia.

    3. Ucrania. País habitado por un gran número de minorías polacas. Los derechos de los polacos y las personas de origen polaco por lo general son respetados. En este país existe un gran interés por el aprendizaje del idioma polaco. Las condiciones socioeconómicas de los polacos, así como de toda la sociedad ucraniana son difíciles. Las personas de origen polaco pueden estar afectadas por el conflicto militar que obstaculiza también el funcionamiento de las misiones diplomáticas y oficinas consulares, así como organizaciones no gubernamentales que realizan los programas de apoyo a la Comunidad Polaca. Existe una gran necesidad de ayuda a las escuelas con enseñanza del polaco y en polaco en el sistema educativo ucraniano, escuelas de organizaciones polacas y dirigidas por otros operadores, entre otros mediante el envío del personal docente desde Polonia.

    4. Chequia, Letonia, Rumanía, Eslovaquia, Hungría, Moldavia. Países habitados por las minorías polacas. Los derechos de las personas de origen polaco por lo general se respetan, aunque en algunos países se limita la enseñanza en polaco en las escuelas públicas. Es imprescindible prestar un apoyo completo a las minorías polacas.

    5. Gran Bretaña, Alemania, Holanda, Irlanda, Austria, Francia, Noruega, Suecia, Italia, Bélgica, Dinamarca, Islandia, España, Suiza. Los países más importantes de la UE/AELC con una Comunidad Polaca abundante y migración tras la adhesión de Polonia a la Unión Europea. Las actividades gubernamentales deberían centrarse en el apoyo al desarrollo de las escuelas no públicas dirigidas por padres u organizaciones y la enseñanza del idioma polaco en las escuelas del sistema educativo local. Además, hay que apoyar la conservación de los vínculos con Polonia, motivar y facilitar los retornos al país. En este caso es fundamental asegurar una información eficaz y completa. Un peligro particular lo constituyen las propuestas para limitar los derechos de los inmigrantes en Gran Bretaña, lo que requiere actividades orientadas a la ejecución de normas comunitarias.

    6. EE.UU, Canadá, Australia, Nueva Zelanda. Países habitados por un número elevado o muy elevado de representantes de la Comunidad Polaca, de los cuales una gran parte no habla el idioma polaco. La oferta de cooperación debe dirigirse ante todo en el idioma del país de residencia. Es necesario que el país cree condiciones de cooperación con los socios de la Comunidad Polaca, así como apoye sus propias iniciativas, particularmente en el ámbito de la promoción de Polonia y el desarrollo de la colaboración bilateral a nivel local, sectorial y económico.

    7. Resto de los países europeos. Países de residencia de un número reducido de representantes de la Comunidad Polaca, con diversas condiciones de funcionamiento. Con la participación de la Comunidad, se debe realizar la promoción de Polonia y desarrollar una cooperación bilateral, también económica, a nivel regional y local.

    8. Rusia, países del Cáucaso y Asia Central. Países que están en el proceso de la transición política, en los que viven importantes grupos de polacos. En algunos países tiene lugar un trato discriminatorio de los grupos nacionales y/o la limitación de la libertad de acción de las organizaciones sociales, incluidas las de la Comunidad Polaca. La elección de los objetivos en el marco de la política respecto a los polacos en el extranjero debe ser estrictamente adaptada a las condiciones locales. Asimismo, los derechos de los polacos y la Comunidad Polaca deben someterse a la supervisión.

    9. Brasil, Argentina. Países habitados por un número elevado o muy elevado de representantes de la Comunidad Polaca, que en gran parte perdió el conocimiento del idioma polaco. La oferta de cooperación debe dirigirse en el idioma del país de residencia y las actividades deben centrarse en el apoyo a los socios de la Comunidad Polaca en las acciones en favor de la promoción de Polonia. Con la participación de los polacos residentes en estos países, se debe desarrollar una cooperación bilateral, también económica, a nivel regional y local.

    10. Países restantes. Países habitados por un número reducido de representantes de la Comunidad Polaca, con condiciones de funcionamiento y origen muy variados. El factor que limita la cooperación, el acceso a la cultura nacional y la enseñanza del idioma polaco es la dispersión de la diáspora polaca. Las actividades gubernamentales deberían centrarse en el apoyo a las iniciativas culturales, la creación de condiciones para la enseñanza del idioma polaco, así como la integración del entorno de la Comunidad Polaca.

     

     

    V. Instrumentos para la realización de la política del Gobierno de la República de Polonia respecto a la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero

     

    V.1. Instituciones que realizan el Programa

    Conforme a la Ley sobre las autoridades administrativas, el Ministro de Asuntos Exteriores coordina las actividades de los organismos gubernamentales en el ámbito de la política exterior de la República de Polonia, incluida la cooperación con la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero. Un papel importante en el ámbito de la cooperación directa con estos grupos lo desempeñan las misiones diplomáticas y oficinas consulares. Como se ha mencionado en el apartado II.3., el departamento del Ministerio de Asuntos Exteriores, responsable de la política respecto a la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero, elabora los objetivos esta política, desempeña funciones ejecutivas en el Gobierno en el marco de su coordinación, gestiona el presupuesto destinado a la financiación de la cooperación con la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero, así como supervisa las representaciones consulares en el extranjero en lo que respecta a la realización de esta política.

    Las determinadas tareas en el marco de la realización de la política respecto a la Comunidad Polaca también son realizadas por otros ministros, jefes de organismos centrales y gobernadores regionales. En los asuntos que trascienden las fronteras de la República de Polonia, operan en consulta con el Ministro de Asuntos Exteriores. El Equipo Interministerial para la Comunidad Polaca y los Polacos en el Extranjero supervisa la realización del Programa y, cuando corresponda, presenta propuestas de su modificación.

     

    V.2. Socios no gubernamentales

    En el ámbito de la realización de una política eficiente respecto a la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero con el Gobierno cooperan los siguientes socios:

    - Gabinete del Presidente de la República de Polonia;

    - comisiones parlamentarias de las dos cámaras del Parlamento de la República de Polonia (Sejm y Senat);

    - entes territoriales;

    - organizaciones no gubernamentales,

    - asociaciones de la Comunidad Polaca a nivel local, nacional, regional y global,

    - consejos consultivos de la Comunidad Polaca que operan en el marco de las misiones diplomáticas y oficinas consulares,

    - clero e instituciones eclesiásticas.

     

    V.3. Instrumentos jurídicos y documentos gubernamentales

    Según lo mencionado en el apartado II.1., la Constitución de la República de Polonia establece los marcos jurídicos generales para la actividad del Gobierno en el ámbito de la política estatal respecto a la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero. Los siguientes actos jurídicos y documentos constituyen un conjunto de instrumentos para realizar la política del Gobierno respecto a la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero:

    - contratos bilaterales que contienen directivas referentes a la protección de derechos, celebrados con 16 países;

    - Convenio marco del Consejo de Europa para la protección de las minorías nacionales;

    - Carta Europea de las Lenguas Regionales o Minoritarias;

    - reglamentaciones de la Unión Europea referentes a los empleados migratorios;

    - Ley sobre las autoridades administrativas;

    - Ley sobre las funciones de los cónsules de la República de Polonia;

    - Ley sobre la Carta Polaca;

    - Ley sobre la repatriación;

    - Ley sobre la ciudadanía polaca;

    - Ley sobre los extranjeros;

    - Ley sobre la entrada en el territorio de la República de Polonia, la estancia y la salida de este territorio de los ciudadanos de los Estados miembros de la UE y los miembros de sus familias;

    - Ley sobre el Código Electoral;

    - Ley sobre la actividad de utilidad pública y el voluntariado;

    - Ley sobre la promoción de contratación y las instituciones del mercado de trabajo;

    - Programa gubernamental de cooperación con la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero;

    - Política migratoria de Polonia: estado actual, actividades propuestas;

    - Plan de acción para la protección de los empleados polacos en los mercados de trabajo de los Estados miembros de la UE y los Estados AELC.

     

    V.4. Catálogo de algunas actividades importantes de las instituciones que realizan el Programa

    - Envío del personal docente al extranjero (Ministerio de Educación y Formación);

    - Envío de los profesores de lengua polaca a las universidades extranjeras (Ministerio de Ciencia y Enseñanza Superior);

    - Formación profesional de los maestros de los centros de enseñanza públicos y de la Comunidad Polaca (Ministerio de Educación y Formación);

    - Concesión de becas a los estudiantes de origen polaco que estudian en Polonia o en el país de residencia (Ministerio de Ciencia y Enseñanza Superior);

    - Organización de los Puntos de Consulta Escolar (Ministerio de Educación y Formación);

    - Desarrollo de contactos de la generación joven con Polonia mediante la realización de colonias de verano de la Comunidad Polaca (Ministerio de Educación y Formación, Ministerio de Asuntos Exteriores), así como colonias de verano y campamentos deportivos (Ministerio de Deporte y Turismo);

    - Concurso anual para la realización de la actividad de servicio público “Cooperación con la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero” (Ministerio de Asuntos Exteriores);

    - Atlas de la presencia polaca en el extranjero (Ministerio de Asuntos Exteriores);

    - Desarrollo de la cooperación económica con los grupos de la Comunidad Polaca (Ministerio de Economía);

    - Organización de los centros de información y de la asesoría jurídica para los empleados que migran a los países de la UE (Ministerio de Asuntos Exteriores);

    - Supervisión del cumplimiento de la libertad de circulación de personas y del respeto de sus derechos en los países de residencia (Ministerio de Asuntos Exteriores en colaboración con el Ministerio de Asuntos Interiores y el Ministerio de Trabajo y Política Social);

    - Envío regular de los empleados de las instituciones polacas para las reuniones informativas sobre la coordinación de los sistemas de seguridad social en la UE (Ministerio de Asuntos Exteriores y el Ministerio de Trabajo y Política Social);

    - cofinanciación del canal televisivo internacional (Ministerio de Asuntos Exteriores);

    - portales web: www.powroty.zielonalinia.gov.pl, (Ministerio de Trabajo y Política Social); www.otwartaszkola.pl y manual en línea www.wlaczpolske.pl (Ministerio de Educación y Formación);

    - cooperación bilateral con el fin de preparar los materiales informativos referentes a la incorporación en el mercado de trabajo extranjero (Ministerio de Trabajo y Política Social, red EURES);

    - actividad de los consejos consultivos de la Comunidad Polaca (en el marco de las misiones diplomáticas y oficinas consulares);

    - informes sobre la situación en el mundo de la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero (Ministerio de Asuntos Exteriores).

     

    V.5. Catálogo de algunas actividades importantes de la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero apoyadas por el Gobierno de la República de Polonia

    - enseñanza del idioma polaco en el extranjero;

    - actividad de las instituciones de la Comunidad Polaca;

    - actividad de los medios de comunicación de la Comunidad Polaca y su perfeccionamiento;

    - conservación y ampliación de la infraestructura de las casas y las escuelas de la Comunidad Polaca;

    - protección del patrimonio nacional en el extranjero;

    - protección de los lugares de memoria nacional en el extranjero;

    - promoción de Polonia.

    Los catálogos de actividades expuestos en los apartados V.4. y V.5. no agotan el alcance de la actividad realizada. Los instrumentos de la política respecto a la Comunidad Polaca se adaptan de forma continua a las nuevas circunstancias, necesidades de la Comunidad Polaca y los polacos en el extranjero y las posibilidades del Estado polaco.

     

     

    V.6. Financiación del Programa

    Las actividades indicadas en el Programa las llevan a cabo los organismos gubernamentales en el marco de sus competencias resultantes de disposiciones específicas. Los recursos financieros imprescindibles para realizar estas actividades son planificados por determinados organismos en el marco del presupuesto estatal. Por tanto, la realización de las tareas señaladas en el Programa no exige la aplicación de recursos presupuestarios adicionales.

     

    V.7. Planificación de tareas y presentación de informes

    El esquema del documento que contempla las tareas realizadas por los organismos determinados de la administración gubernamental se presentó en el Anexo nº 1.

    Las tareas para los determinados organismos de la administración gubernamental en favor de la realización del Programa se determinarán en el Anexo nº 2, que será elaborándo en los ciclos de dos años. Estas tareas serán aprobadas por el Equipo Interministerial para la Comunidad Polaca y los Polacos en el Extranjero a más tardar en el IV trimestre de los años 2016 y 2018. Las tareas para los años 2015-2016 se someten a la aprobación del Consejo de Ministros junto con el Programa Marco.

    Los ministerios responsables del Programa elaboran informes de su realización en los plazos que expiran el 28 de febrero de los años 2017, 2019 y 2021, y los remiten inmediatamente al Ministerio de Asuntos Exteriores.

    Dicho ministerio elabora un informe global de la realización del Programa por parte de la administración gubernamental y lo presenta al Interministerial para la Comunidad Polaca y los Polacos en el Extranjero para su aprobación en los plazos que expiran el 31 de marzo de los años 2017, 2019 y 2021.

     

    Print Print Share: