close

  • Ser fiel a mi Patria, la República de Polonia
  • CULTURA

  • El estilo de vida y la mentalidad de los polacos se fueron desarrollando durante más de mil años. El nacimiento de la cultura nacional se vio influenciado tanto por la tradición latina como por la bizantina, efecto de contactos e influencias de las minorías étnicas que habitaban Polonia. Los polacos siempre han acogido bien a artistas extranjeros y han prestado especial interés por los logros de otros pueblos. En los siglos XIX y XX la actividad cultural sustituyó para los polacos la actividad política y económica. Por eso la producción cultural polaca es rica y está repleta de matices, que a veces pueden ser poco comprensibles para un extranjero.

     

    Después del acceso de Polonia a la Unión Europea, la Cultura polaca se encuentra ante una oportunidad excepcional. Tras la caída del muro de Berlín algunos miran hacia esta parte del continente con esperanza, aguardando una inyección de vivificante fuerza exótica, de fresca inspiración. ¿Qué es lo que constituye la idiosincrasia artística en esta parte del mundo? ¿Cuál es la aportación polaca a la obra de integración cultural?

     

     

    La cultura polaca, en la que aun sigue vivo en recuerdo de la “República plurinacional”, es una “cultura fronteriza” surgida en el mero centro de Europa. Une las tradiciones del Este y del Oeste; el misticismo ortodoxo con la antigüedad latina, el culto vivo por los iconos con la tradición de los judíos jasídicos, la mitología barroca de los sármatas con la pintoresca cultura popular.

     

    En Polonia, en la encrucijada de Europa, surgió un particular entrelazamiento de tradiciones culturales al que artistas y escritores se refieren contantemente. El dialogo continuo con el pasado, el obstinado y a veces obsesivo “retorno a las raíces” caracteriza incluso el arte de vanguardia, que también se suma a la construcción de la identidad colectiva e individual.

     

    La contribución de los artistas polacos al desarrollo del arte mundial es indiscutible. En la conciencia general están presentes las “escuelas polacas” del cine, del cartel, de la poesía.

     

    Nos referimos aquí solo a fenómenos selectos, algunos como recordatorio, pues son conocidos no solo por aquellas personas interesadas por una disciplina concreta, otros, para reflexionar sobre qué es lo que hace, por ejemplo, que a un pequeño pueblo en los confines orientales de Polonia acuda gente de todo el mundo.

     

     

    La cultura polaca se ve separada de occidente por una distancia colosal de experiencia histórica, que puede constituir una importante lección para la Europa unificada. La principal razón de ser de la literatura y el arte polacos de la segunda mitad del siglo XX fue la protesta ciudadana, la conservación de la dignidad en tiempos indignos, la defensa de la soberanía espiritual contra las limitaciones impuestas. Aun hoy los artistas polacos no temen plantear preguntas importantes, no dudan en apelar a valores fundamentales, no huyen de la discusión sobre el papel social y la responsabilidad del arte. El arte polaco vuelve constantemente al tema de la libertad, quiere significar algo y siente que tiene una misión que cumplir; ¿será esto precisamente lo que lo hace atractivo?, ¿no será que la cultura occidental, sufriendo como está de una “crisis de sentido” posmoderna, le envidie a veces esta pasión y esta fe? 

     

    Acontecimientos cíclicos culturales, tradicionales y religiosos

     

    • Misterios de Cuaresma en Kalwaria Zebrzydowska, Semana Santa
    • Feria Internacional del Libro en Varsovia, mayo
    • Festival Internacional de Música Ortodoxa, Iglesia de la Santa Trinidad en Hajnówka, última semana de mayo
    • Conciertos de Música de Chopin en el Parque de Łazienki en Varsovia, cada domingo, de mayo a septiembre
    • Festival Internacional de Teatro, Barrio de Malta de Poznań, junio
    • Festival de Música de Mozart, Varsovia, junio
    • Festival Internacional de Música de Órgano, Catedral de Oliwa, Gdańsk, junio-agosto
    • Festival de Cultura Judía, Cracovia, julio
    • Torneos de Caballeros en los pueblos de Gniew, Orodzieniec y Bytów, julio, agosto
    • Festival Internacional de Teatros Callejeros, Cracovia, agosto
    • Festival Internacional del Folclore de las Montañas, Zakopane, finales de agosto
    • Festival Internacional de Oratorios y Cantatas "Wratislavia Cantans", Wrocław, principios de septiembre
    • Feria Arqueológica de Biskupin, septiembre
    • Festival Internacional de Jazz "Jazz Jamboree", Varsovia, octubre
    • Festival "Otoño de Varsovia" (música clásica)

     

     

    Print Print Share: